¿Porqué tenemos que gamificar?

 

gamifÚltimamente he observado una tendencia generalizada que busca, como pollo sin cabeza, gamificar hasta el acto de ir al wc.

Que conste, todo lo que sea hacer mas divertido el entorno en el que nos movemos, y en este caso donde trabajamos, me parece un acierto pero también no es menos cierto que estas acciones tienen limites, tanto en su alcance como en su capacidad motivadora, aunque para algunos suponga una especie de competición para hacer el ridículo -por otra parte, así también lo gamifican. Es decir, ¿tan complicado es saber qué se quiere hacer y a partir de ahí seleccionar la herramienta que mejor se ajusta, más allá de dejarte llevar por el “mainstream” del momento? Escoger a priori una metodología, solo en base a una mínima asesoría o por seguir la moda, coarta cualquier capacidad mínimamente innovadora y creativa, y nos ata a unos patrones rígidos y bastante estáticos, que dificultan la agilidad y la capacidad de cambio en nuestra organización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s